Volver a empezar tras una muerte

Muere alguien cercano. ¿Cómo volver a empezar? Tras el ritual del adiós a ese ser querido (el funeral es una ceremonia que en Simboliza se denomina ‘Despedida del Cuerpo’), comienza una etapa personal escarpada: enfrentar, afrontar y superar la pérdida. Después, vivir una vida distinta, diferente… pero tal vez más plena.

El duelo es un proceso contundente y un aprendizaje profundo. Comienza, tras el ‘shock’ (o la incredulidad), con rabia y enojo; un posible enfado empinado y punzante hacia lo que le rodea . Tras él, llega la depresión y toda una ramificación que acompaña a esta pena: soledad, melancolía, confusión, desamparo, miedo… Al concluir este periodo, aparece lo que los expertos denominan ‘fase de recuperación o restitución’: alivio, convencimiento de que todo ha pasado y reorganización de la persona, que recupera todas sus facultades psíquicas y vuelve a empezar… cambiada y (es muy posible) mejorada.

superar un duelo1

Para ese ‘volver a empezar’ es importante no quererse saltar etapas y no tratar de contener emociones porque, de una forma u otra, éstas aparecerán. Las emociones son algo propio del ser humano y absolutamente necesarias. Deben dejarse estar.

También hay que abrirle la puerta al dolor. Sin miedo. El dolor viene… que pase. Pero que no se quede más de la cuenta: todo sufrimiento (regodearse en él en exceso) es opcional e innecesario. Y tres consejos más importantes que destacan los expertos: no automedicarse (es vital, en caso de necesidad, acudir a un terapeuta especializado para que ayude a sobrellevar este periodo), no tomar decisiones importantes durante este proceso de duelo (se trata de un tiempo de confusión y no conviene decidir sobre un cambio de trabajo, de vivienda, una nueva pareja, un hijo… La importante carga emocional del momento perturba ampliamente la visión y el equilibrio) y, finalmente, es importante darse tiempo para descansar, disfrutar, divertirse… ir abriendo la puerta a la risa poco a poco.

Y las aguas volverán a fluir, a su debido tiempo, alegres… y renovadas.

superar un duelo2

#duelo #superarunduelo #nuevavida #renovación #cómosuperarunduelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *