¿Viajar ayuda a superar un duelo?

La pérdida de un ser querido (que tiene en la ceremonia ‘Despedida del Cuerpo’, de Simboliza un amoroso funeral) o el duelo que llega tras una ruptura sentimental pueden suponer un buen momento para plantear un viaje. ¿Qué beneficios tiene hacerlo?

Un viaje, indican los expertos, no debe tomarse como una huida de uno mismo ni de la situación que se afronta y sí como una forma de encontrarse con la verdad que habita dentro de cada uno desde un escenario distinto, tal vez necesario porque aportará aire fresco. Un viaje, si se realiza con consciencia y a conciencia, invita a salir de la historia de dolor de cada uno para conocer otras vidas, otras realidades, otros escenarios; para volvernos más humanos, más compasivos y más empáticos con el otro y con nosotros mismos.

viajar1

Viajar (siempre se ha dicho) abre la mente. Y abre el corazón. Aporta experiencias y permite contrastar el aprendizaje. Tener otra ubicación, otros acompañantes y otra rutina obliga a la mente a un reacomodo y puede resultar de gran utilidad en ese proceso de superación de una pérdida. Un viaje es como si abrieras las ventanas de par en par a la vida (siempre, insisten los terapeutas, que no se viaje constantemente con la mirada puesta en el pasado).

Fundamental para viajar después de una muerte o una ruptura: comprometernos a estar en el presente y a disfrutar de todo lo que el mundo, a través de ese viaje, nos ofrece. La realidad se abrirá paso más allá del mar de pena o del sufrimiento al que tal vez nos hemos anclado. Y el mundo nos devolverá la mirada positiva… y la sonrisa. Ése es un buen milagro.

viajar2

#viajar #alegría #felicidad #verano #verano2015 #superación #superarunduelo #superarunaruptura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *