Siberia: así despiden a sus muertos

Es llamativo el rito funerario de la tribu Goldi, en Siberia, un rito de carácter chamánico dividido en dos ceremonias: ‘Nimgan’, que se celebra entre una y ocho semanas después de la muerte de la persona, y la ‘Kazatauri’, que tiene lugar una vez se ha celebrado la primera.

chaman tribu goldi

La ‘Despedida del cuerpo’ es el funeral de Simboliza (www.simboliza.org), celebración que tiene lugar entre tres y cuarenta días después del fallecimiento y que se plantea de forma entrañabley compartida a modo de deseo de un feliz tránsito del alma hacia su nuevo devenir.

funeral civil

El chamán de la tribu Goldi, en la ceremonia ‘Nimgan’, entra en la choza donde yace el fallecido mientras toca con fuerza un tambor para intentar capturar su alma, la cual busca introducir en una especie de almohadilla que se llama ‘fanya’. Tras lograrlo, se celebra un banquete al que asisten todos los familiares y amigos del fenecido.

La segunda ceremonia del ritual funerario de este pueblo de Siberia es bastante más compleja y larga. Comienza, eso sí, de idéntica manera: tambor y posterior banquete que suele acabar muy tarde y cuyas sobras son quemadas por el propio chamán. Al caer la noche, éste deposita el ‘fanya’ en una cama que se instala en la choza y duerme dentro de ella, acompañando el alma del fallecido (y su envoltorio).

chaman siberia 2

Cuando amanece, el chamán se viste y despierta al muerto con su tambor, asiste a un nuevo banquete y vuelve a pasar la noche junto al ‘fanya’. Este proceso puede repetirse durante varios días, hasta que el chamán decide advertir al finado -cantando una canción- de lo siguiente: para afrontar bien el viaje al otro mundo ha de comer mucho y beber poco, pues a los borrachos les es más difícil completarlo con éxito.

Los preparativos para la partida del fallecido concluyen con el chamán encaramado en la copa de un árbol talado para tal efecto, y desde allí -bajo la sugestión de hallarse en la cima del mundo- visiona, entre otras cosas, el camino del ‘reino de los muertos’; hacia él se encaminará en estado de trance y en misión de acompañamiento al alma, alma que el chamán transporta y conduce. Concluida su misión con éxito, regresa al ‘reino de los vivos’, a su tribu y arroja el ‘fanya’ vacío al fuego.

chaman siberia 3

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *