Los velatorios y su sorprendente origen

¿Por qué se vela a los cuerpos? Como en casi todo, no es porque sí. El origen hay que buscarlo en la Edad Media y en sus condiciones poco idóneas de salud e higiene. Los velatorios son, ahora, habituales en los ritos fúnebres, ceremonias que en Simboliza se denominan ‘Despedida del Cuerpo’.

Durante siglos, el uso de estaño en platos y utensilios de cocina provocó envenenamientos en masa. En contacto con tomates o, sobre todo, con bebidas como el whisky y la cerveza, el estaño provocaba estados de catalepsia en muchas personas, que parecían muertas. La familia colocada al ¿muerto? sobre una mesa durante varios días esperando su reacción. ¿Aún vivía o no?, ésa era la pregunta y el origen del velatorio de hoy.

velatorios origen

En Irlanda, donde el consumo de alcohol era abultado, velar a un muerto o participar en un ‘Wake’ se convertía en una ceremonia singular que viene de, nuevamente, los envenenamientos por plomo; en esta ocasión, producidos por la clásica cerveza negra en contacto con las jarras de peltre. Durante varios días, amigos y familiares esperaban señales del despertar en ese supuerto ‘fallecido’.

Finalmente, y en idéntica línea, los judíos dejaban sin sellar durante tres días el sepulcro, visitando frecuentemente esa cámara funeraria y esperando, igualmente, señales de un ‘revivir’. Esperando que el muerto sólo estuviera en una especie de trance… o de sueño.

sepulcros judios

#velatorios #funeral #funeraria #funerario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *