Funerales Tradicionales Chinos

La #sepultura siempre ha sido una tradición seria en la sociedad china, algo que pasa de generación en generación ya que no tener unos arreglos #fúnebres apropiados puede conllevar mala suerte a la familia del fallecido.

Los funerales en China siempre han estado marcados por las costumbres dependiendo de la edad de la persona que fallece. Una persona mayor no tiene que mostrar respeto a un joven por lo que si el difunto es joven no puede ser velado en casa sino que tiene que permanecer en un #tanatorio.

funeral

Si el #fallecido es un bebé o un niño no se necesita realizar #ritos fúnebres por él ya que socialmente no se puede mostrar respeto a alguien menor de edad y consecuentemente queda sepultado en silencio

 

El funeral se empieza a preparar incluso antes de que la muerte llegue. Cuando la persona fallece las estatuas de deidades de su casa son cubiertas con papel rojo y se retiran todos los espejos ya que se cree que si uno ve el reflejo del ataúd en un espejo, en un corto tiempo habrá una nueva muerte en su propia familia.

Se cuelga una tela blanca en la entrada del hogar, así como, se coloca un gong en la puerta, teniendo en cuenta que si era mujer el gong quedaba situado a la derecha y si era hombre a la izquierda. El cuerpo se viste con todos sus ropajes pero nunca de color rojo.

El #ataúd se coloca dentro de la casa si falleció en el hogar pero si murió fuera se ubica en el jardín. Las ofrendas y fotos del #finado se colocan cerca del ataúd.

Como símbolo de respeto, los familiares directos lloran durante el duelo. También se coloca un altar al pie del ataúd para quemar incienso y colocar velas de color blanco. Además, se quema papel joss y “dinero de oración” para proveer al fallecido de ingresos suficientes en su nueva vida.

Cuando el #velatorio termina se sella el ataúd el cual se sitúa cerca de la puerta de la calle para que los vecinos ofrezcan sus oraciones al #difunto mientras es conducido en un carro hacia el cementerio para proceder a su #entierro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *