El riguroso luto británico

Que alguien muriera en una familia británica en el siglo XIX y, más aún, en una familia relativamente pudiente, era una carga. Y muy pesada. Los ritos de luto fueron en el Reino Unido, durante muchos años, estrictos y tremendamente complejos. Hoy están totalmente fuera de lugar y no se cumplen en sus sepelios, ceremonias de recuerdo y agradecimiento al fallecido que en Simboliza llevan por nombre ‘Despedida del Cuerpo’.

La mujer soportaba el peso de esta cadena de luto. Y lo hacía luciendo hasta cuatro años seguidos ropas gruesas cerradas y negras, tupidos velos de crepé, tocados y gorros igualmente negros y espesos y alhajas especiales realizadas en azabache donde aparecían (incluso) los cabellos del difunto u otras reliquias (camafeos diseñados para a ocasión).

ropa de luto britanica

Ni las jóvenes viudas estaban exentas… ni los amigos y familiares más cercanos al muerto, que, también, se enlutaban durante un tiempo. Ni tampoco el personal de servicio, que estaba obligado igualmente a llevar brazaletes enlutados.

Fue en la época victoriana, con la Reina Victoria, cuando el luto riguroso alcanzó su máximo rigor y apogeo con toda su ceremonia. Algo tuvo que ver el hecho de que Victoria de Inglaterra penó durante un muy largo y amargo tiempo la muerte de su esposo, el príncipe Alberto, un 14 de diciembre de 1861 a causa de las fiebres tifoideas. Tenía sólo 42 años.

victoria de inglaterra luto

#funeral #muerte #luto #historia #reinavictoria #curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *